LA CIENCIA APLICADA A LA INVESTIGACIÓN CRIMINAL

13-06-2013     Fue el eje que abordaron los Dres. Juan Ramón Alegre y María Virginia Divizia
El último panel previsto para la tarde del jueves 13 de junio estuvo a cargo del Dr. Juan Ramón Alegre y María Virginia Divizia quienes abordaron la cuestión de “La ciencia aplicada a la investigación criminal”. El eje de la disertación giró en torno a la importancia que tiene la ciencia dentro de todo el campo de conocimiento humano y fundamentalmente dentro del campo de conocimiento necesario para administrar una justicia justa, según el Dr. Alegre. Lo dicho se fundamentó porque en el proceso penal la verdad en cuanto sea evidenciada, es la verdad que legitima la sanción o la absolución en su caso. Entonces, la ciencia es la herramienta que brinda a los operadores del sistema penal, fundamentalmente al acusador, a la defensa y al juez, el conocimiento de un hecho que por su existencia pasada, no permite un conocimiento directo sino a través de la reconstrucción racional mediante los elementos probatorios. A partir de lo expuesto se planteó ¿Qué es la ciencia dentro del proceso penal? A lo que se respondió que es el camino del conocimiento de los elementos probatorios que fueron lo que registraron el acontecimiento presuntamente delictivo. Ese conocimiento puede ser a través de las pericias científicas técnicas o a través de la valoración de la versión del testigo. En este sentido, un testigo puede a su vez mentir o no, entonces, como se verifica que la versión del testigo sea o no sea correcta. Por otra parte, el disertante aseveró que también hay ciencia destinada a corroborar la veracidad o no de ese testimonio, por lo que la ciencia permite también la valoración de la certeza o no de la versión del testigo. En este sentido, lo más importante es la ciencia de la apreciación de los rastros que deja el delito, como consecuencia de ser el delito un acontecimiento que transforma la realidad exterior. Esa transformación queda registrada en la materia, ya sea por medio de huellas, rastros, simples pisadas, dirección del proyectil, la secuencia del proyectil dentro del cuerpo o el horario en que se produce ese presunto delito, es decir, son varias las vertientes por la cuales las ciencias llegan a aportar este instrumento valeroso para el conocimiento del hecho delictivo y una administración de justicia verdaderamente justa. Finalmente, en referencia al modo de inserción de todo lo expuesto en los procesos de enseñanza, el Dr. Alegre consideró que todos los procesos tienen sus falencias. Por lo que se debe ir aprendiendo permanentemente las técnicas de educación, entendido esto como la transmisión de los elementos idóneos para el desenvolvimiento de una persona en un determinado ámbito. Eso ocurre en la ciencia del derecho que como es una ciencia social que trabaja el conocimiento y las conductas sociales, la ciencia aporta herramientas que son imprescindibles y verdaderamente importantes para la formación de los futuros operadores del sistema.